EL RINCON DE ESTUDIO DE LA EAC-UCV

febrero 5, 2009

CUENTAS DEL ACTIVO

Filed under: CONTABILIDAD I — eacucv @ 5:23 pm

Clasificación del activo (I)

2.1 INTRODUCCIÓN

 

Código

Nombre de la cuenta

 

Disponible

12

Inversiones

13

Deudores

14

Inventarios

15

Propiedades, planta y equipo

16

Intangibles

17

Diferidos

18

Otros activos

19

Valorizaciones

 

El saldo de las cuentas que integran el activo es de natura­leza débito, con excepción de las provi­siones, las depre­ciaciones, el agotamiento y las amor­ti­zaciones acumuladas, que deben ser deducidas, de manera se­parada, en los corres­pondientes grupos de cuentas.

A grandes rasgos, el activo puede ser clasificado como corriente y no corriente, de acuerdo a la expecta­tiva de realización en el tiempo que se tenga de cada una de las cuentas que lo conforman. Sin embargo, dadas las características de cada una de dichas cuentas, para efectos de su análisis la clasificación de los activos se amplió, en primer lugar, a tres grandes grupos: ac­tivo corriente, activo fijo y cargos diferidos; y, pos­terior­mente, debido a la propensión de las empresas para invertir en otras empresas, con el objetivo de ejercer control sobre ellas, surgió la nece­sidad de ampliar esta clasificación a cuatro segmentos: activo corriente, activo fijo, inversiones a largo plazo o inversiones permanentes y cargos diferidos. Por último, el grupo de activos fijos, que incluía tanto activos tangibles como intangibles, fue segregado quedando, en consecuencia, la siguiente clasificación del activo:

Activo corriente

Inversiones permanentes

Activo fijo

Intangibles

Diferidos

Otros activos

 

En nuestro país —desafortunadamente— ni el Plan Único de Cuentas ni el decreto 2649, reglamentario de los principios o normas de contabilidad generalmente acepta­das en Colombia, se ocupan de clasificar de manera algu­na las diversas cuentas que conforman el estado finan­ciero denominado balance general. Por ello, en este tex­to se empleará la clasificación aquí presentada, no sin antes advertir que existe una clasifi­cación adicional, de especial interés en economías inflacionarias: acti­vos monetarios y activos no monetarios.

2.2 Activo corriente

Por definición, son considerados activos corrientes el efectivo y todas aquellas otras cuentas que se espera se conviertan, a su vez, en efectivo o que se hayan de con­sumir durante el ciclo normal de operaciones.

Es importante recalcar dos puntos incluidos en la definición anterior. En primer lugar, al incluir los activos que se hayan de “consumir” se estará dando cabi­da a que, de una vez por todas, se incorporen como acti­vo corriente los gas­tos pagados por anticipado, tales como intereses, seguros y mantenimiento de equipos, en­tre otros; así mismo, podría incluirse algu­nos conceptos de cargos diferidos como útiles y papelería, lo que im­plicaría “refundir” nuevamente los cargos diferidos con los gastos pagados por anticipado, que son conceptos sustancialmente distintos y cuya diferencia cobra espe­cial importancia en el momento de dar aplicación al sis­tema integral de ajustes por inflación.

En segundo lugar, al hablar de “ciclo de operacio­nes” que es el tiempo promedio de retorno del efectivo invertido en inventarios —después de su venta como pro­ducto terminado, transformación en una cuenta por cobrar y posterior recaudo— no necesariamente deberá enten­derse perío­dos de un año o menos. Habrá sectores y em­presas en las cuales el ciclo de operación puede ser mayor a un año, y no por ello algunos de sus activos, como por ejemplo inventarios, habrán de ser excluidos del activo corriente, Esto quiere decir que si el ciclo normal de operaciones es mayor de un año, se considerará la duración del ciclo como base para la clasifi­ca­ción como activo corriente o no corriente.

De acuerdo al Plan Único de Cuentas y a la defini­ción de activos corrientes, las partidas que lo integran son el disponible, las inversiones tempora­les o de pron­ta realización, los deudores, los inventarios y los gas­tos pagados por anticipado (grupo 1705 del PUC), incluyendo dentro de éstos últimos algunos cargos diferidos (grupo 1710).

2.3 Disponible

El disponible comprende las cuentas que registran los recursos de liquidez inmediata, total o parcial, con que cuenta el ente económico y que puede utilizar para fines generales o específicos. Bajo esta denominación se pue­den agrupar los saldos en caja, los depósitos en bancos y otras entidades financieras, las remesas en tránsito y los fondos o dineros en poder de funcionarios de la em­presa y que están destinados para atender cierta clase de gastos que requieren un tratamiento especial, dadas ciertas nece­sidades en la prestación de servicios o ad­quisición de elemen­tos para el normal desarrollo de las operaciones. Anteriormente a este grupo de cuentas se le denominaba “efectivo” .

De acuerdo a lo previsto en el catálogo de cuentas de nuestro ordena­miento contable, el grupo denominado DISPONIBLE se clasifica en las si­guientes cuentas:

CUENTA

            DENOMINACIÓN

1105

Caja

1110

Bancos

1115

Remesas en tránsito

1120

Cuentas de ahorro

1125

Fondos

 

El efectivo debe valuarse y presentarse por su valor nominal y, si se trata de moneda extranjera, debidamente conver­tido a moneda funcional apli­can­do la tasa de cam­bio representativa del mercado de la fecha del balance. Los cheques girados con anterioridad a la fecha del balance y que no hayan sido retirados por los beneficiarios, se deben presentar como parte integrante del disponible.

Los sobregiros bancarios se presentan como un pasivo a corto plazo, aún en el evento de que existan otras cuentas corrientes con saldo dispo­nible con la misma institución, salvo que exista un convenio de compensa­ción entre cuentas.

 

 

 

 

 

2.4 Inversiones temporales

Por los excesos de liquidez momentánea que pueda tener una empresa, se acos­tumbra su inversión, en forma tempo­ral, con el ánimo de generar alguna clase de rentabili­dad, a cambio de su permanencia como recur­sos ociosos. Estas inver­siones temporales pueden estar representadas en:

CUENTA

DENOMINACIÓN

1205

Acciones

1210

Cuotas o partes de interés social

1215

Bonos

1220

Cédulas

1225

Certificados

1230

Papeles comerciales

1235

Títulos

1240

Aceptaciones bancarias o financieras

1245

Derechos fiduciarios

1250

Derechos de recompra de inversio­nes negociadas (REPOS)

1255

Inversiones obligatorias

1260

Cuentas en participación

1295

Otras inversiones o cualquier otro documento nego­ciable adquirido con la finalidad de mantener una re­serva secundaria de liquidez

1299

Provisiones

 

Las inversiones representadas en acciones y en cuotas o partes de interés se contabilizan por su costo de adquisición; las demás inversiones, como bonos, cédu­las y certificados de depósito a término (CDT) entre otros, se registran por su valor nominal y la diferencia —en caso de presentarse— entre éste último y el costo de adquisición se debe registrar en una cuenta auxiliar complementaria, denominada “descuento por amortizar” o “prima por amortizar”.

El costo histórico de adquisición incluye las su­mas necesarias en que se incurre para adelantar la ope­ración de compra de la inversión, el cuál, para el caso de acciones y aportes, se ajustará mensual o anualmente por el PAAG, para reconocer el efecto de la inflación. En cambio, los bonos, títulos y demás papeles que generan rendimientos financieros y se cotizan en bolsa de valores, no son objeto de ajustes por inflación.

Cuando se po­sean inversiones en subordinadas, respecto de las cuales se tenga el poder de disponer la transferencia de utili­dades, deben conta­bilizarse emplean­do el método de par­ticipación.

Si el valor de mercado o de realización de las acciones o cuotas de interés social es inferior al cos­to histórico de adquisición, reexpresado como consecuen­cia de la inflación, deberá crearse una provisión (cuenta 1299) con cargo a los resul­tados del ejercicio (cuentas 5199 o 5299, aunque más bien debería afectarse un gasto NO OPERACIONAL en la clase 53, pero no existe un rubro específico, en ésta categoría de cuentas, para las provisio­nes estimadas con base en el procedimiento anteriormente explicado) en el cuál se pre­sentó la pérdida del valor; y si es superior, mediante cuentas cruzadas del activo (cuenta 1905) y del patrimonio (cuenta 3805), como valo­rización.

Como el Plan Único de Cuentas vigente en el país no distingue entre inversiones temporales y perma­­nentes, bien vale la pena reiterar que son temporales aquellas inversiones que representan valores negociables, es decir que cotizan en bolsas de valores o son operados a través del sistema financiero y que pueden ser convertidos en dinero en el corto plazo, nor­mal­mente dentro de los doce meses siguientes a la fecha de publicación del respectivo balance.

Si a la fecha del balance existieren rendimientos financieros causados pero no cobrados, se registrarán como una cuenta por cobrar (cuenta 1345) y, como contra­par­tida, se debe contabilizar un crédito en la corres­pondiente cuenta de ingreso (cuenta 4210).

 

2.7 Gastos pagados por anticipado

Los gastos pagados por anticipado, incluyen conceptos tales como seguros, inte­reses, arrendamientos y contra­tos de mantenimiento, entre otros. También se presentan en este grupo algunos cargos diferidos como papelería y útiles de escritorio.

3.1 INVERSIONES PERMANENTES

 

Son aquellas efectuadas en títulos representativos del capital social de otras empresas con la intención de mantenerlas por un plazo indefinido. Generalmente estas inversiones se realizan para ejercer control sobre otras empresas.

 

Según el Instituto Mexicano de Contadores Públi­cos, se considera que se tiene el control de otra empre­sa cuando se posea, directa o indirec­tamente a través de subsidiarias, mas del 50 por ciento de las acciones en circulación con derecho a voto, de la compañía emisora.

 

 

 

 

 

.2 ACTIVO FIJO

3.3 PROPIEDADES, PLANTA Y EQUIPO

 

Los activos fijos deben registrarse por su costo de ad­quisición, el cual in­cluye los costos directos o indi­rectos causadas hasta la fecha en la cuál el activo se encuen­tre en condiciones de ser usado, tales como los de ingeniería, impuestos, corrección monetaria proveniente de deudas en UPAC e intereses, entre otros.

 

Los intereses y la corrección monetaria provenien­te de financiación por el sistema UPAC deben capitali­zarse hasta el momento en que concluya la etapa de pues­ta en marcha y tales activos se encuentren en disposi­ción de ser usados; a partir de dicho momento, los gas­tos financieros en que se continúe incurriendo por no haber sido cancelada la obligación, se cargarán a los resultados del respectivo período contable. Sin embargo, si los activos fijos se adquieren a plazos o por cuotas, los intereses por financiación que se generen, no debe­rán incluirse dentro de su costo. El costo también in­cluye la diferencia en cambio causada, hasta la puesta en marcha del activo, originada por obligaciones en mo­neda extranjera contraídas en su adquisición.

 

Se deben establecer criterios prácticos para el registro de los costos capi­talizables por adiciones, mejoras y reparaciones de activos fijos, que consideren tanto la importancia de las cifras como la duración del activo, de manera que se logre una clara distinción en­tre aquellos que forman parte del costo del activo y los que deben llevarse directamente a resultados. Para tal efecto, se entiende por adición la inversión agregada al activo inicialmente adquirido, y por mejora los cambios cualitativos del bien que no aumentan su productividad.

 

Las reparaciones y mejoras que aumenten la eficiencia o extiendan la vida útil del activo constitu­yen costo adi­cional. Las erogaciones realizadas para atender el man­tenimiento y las reparaciones que se rea­licen para la conservación de los activos fijos, se de­ben contabilizar como gasto en el período en el cual se efectúen.

 

El valor de los activos fijos, así como su corres­pondiente depreciación, agotamiento o amortización se deberán ajustar por inflación, con el pro­pó­sito de que dichos valores queden reexpresados en pesos del último período. El término depreciación hace referencia a las propiedades, planta y equipo, con excepción de los te­rrenos; por su parte el agota­miento se asocia con los terrenos cultivables, tales como plantaciones agrí­colas y forestales y demás activos o recursos natura­les, como minas y canteras, pozos artesianos y yacimientos de mi­nerales e hidro­carburos; y la amortización tiene que ver con activos intangibles y cargos diferidos.

 

De acuerdo al ámbito en el que se le estudie, el concepto de depre­ciación puede tomar diferentes connota­ciones. Así, por ejemplo, econó­mica­mente se entiende por depreciación la pérdida de valor de un activo fijo como consecuencia de su uso y debido, también, al transcurso del tiempo o a su obso­lescencia tecnológica. Contable­mente, la deprecia­ción es el mecanismo mediante el cuál se asigna el costo del activo fijo a los ingresos gene­rados, directa o indi­rectamente, por él a lo largo de un período de tiempo, denominado vida útil. Y, financiera­mente, la deprecia­ción representa la recuperación del costo de un activo fijo, a través de los ingresos y bajo su característica de deducción de las utilidades, lo que implica, en últimas, la posibilidad de generación de recursos propios para la reposición o renovación del respectivo activo fijo.

 

3.4 DEPRECIACIÓN

 

La depreciación debe basarse en la vida útil estimada del bien. Para la fijación de ésta es necesario conside­rar el deterioro por el uso y la acción de factores na­tura­les, así como la obsolescencia por avances tecnoló­gicos o por cambios en la demanda de los bienes produci­dos o de los servicios prestados. La vida útil podrá fijarse con base en conceptos o tablas de depreciación de reconocido valor técnico.

 

Cuando se adquiera un bien que haya estado en uso y por lo tanto haya sido total o parcialmente deprecia­do, se continuará depreciándolo en forma prospectiva, teniendo en cuenta la vida útil restante.

 

El valor de los activos fijos que tienen una vida útil limitada, debe distri­buirse como una forma de medir la expiración de éste, mediante el regis­tro sistemático de su depreciación, durante su vida útil o el período estima­do en que dichos activos generan ingresos. Con tal fin deberá observarse lo siguiente:

 

a.  El costo ajustado por inflación es la base para la depreciación de acti­vos fijos y, cuando sea significati­vo, de este monto se debe restar el valor residual téc­nicamente determinado.

b.  La depreciación debe ser determinada por métodos de reconocido valor técnico, tales como el de línea rec­ta, saldos decrecientes o suma de los dígitos de los años. El método seleccionado debe establecer una rela­ción adecuada entre los costos expirados de los bienes y los ingresos corres­pondientes.

c.  Los cambios en las estimaciones iniciales del pe­ríodo de vida útil, se deben reconocer mediante la modi­ficación de la alícuota por depre­cia­­ción en forma pros­pectiva, de acuerdo con la nueva estimación.

 

Deberá ajustarse por inflación la depreciación acumula­da, registrada en el último día del período inmediata­mente anterior.

 

Aunque muchos activos fijos sólo tienen valor para la empresa que los utiliza las normas contables que ri­gen en nuestro país exigen que, al cierre del período, el valor neto de los activos fijos, reexpresado como conse­cuencia de la inflación, se ajuste a su valor de realización, a su valor actual o a su valor presente, registrando las provisiones o valorizaciones que sean del caso.

 

El valor de realización, actual o presente de los activos fijos debe deter­minarse al cierre del período en el cuál se hubieren adquirido o formado y, al menos, cada tres años mediante avalúos técnicos.

3.5 INTANGIBLES

 

Esta clase de activos comprende el conjunto de bienes inmateriales repre­sen­tados en derechos, privilegios o ventajas de competencia que son valiosos porque contri­buyen a un aumento en los ingresos o utilidades de la empresa, por medio de su empleo; estos derechos se com­pran o se desarrollan en el curso normal de los negocios. y, por regla general, son objeto de amortiza­ción gradual durante la vida útil estimada.

 

Un activo intangible es aquel que posee una larga vida útil, es nece­sario para las operaciones del nego­cio, no está para la venta y que no posee cualidad físi­ca alguna. Se clasifican dentro de ésta categoría las patentes, los derechos de autor, las marcas registradas y nombres de fábrica, la franquicias, la plusvalía o Good will y el know how, entre otros. La amortización de los activos intangibles se hace uniformemente, por regla general o basado en un prorrateo lineal. Aun­que en la práctica  se favorece éste último método, hay algunos intangibles que, al analizarlos, parecen proporcionar un beneficio mayor en los primeros años de sus vidas que en los últimos. En tales casos podrá justificarse el uso de un método de amortización acelerada.

 

Los activos intangibles adquiridos deben ser ajus­tados por inflación, más no los intangibles estimados por la propia empresa.

 

Dentro de este grupo se incluyen conceptos tales como :

 

Patentes: Son derechos exclusivos concedidos por el  estado a un inventor, permitiéndole controlar la manu­factura, venta u otro uso de su invento por un período de tiempo especifico. Las patentes se registran por su costo de adquisi­ción. Cuando se compra una patente se registra en los libros del comprador por su precio de compra; cuando se desarrolla, a través de investigacio­nes propias, el costo incluye sólo el valor de obtener el certificado de la misma, así como los honorarios le­gales de la gestión. Los honorarios por demandas, en caso de violación de derecho de patentes, se agregan a su costo si se obtiene  éxito en la defensa del caso; de otra forma, se cargan a gastos del ejercicio, lo mismo que las erogaciones de experimentación y desarrollo, relacionadas con el producto.

 

Derechos de autor: Es un derecho exclusivo que concede un gobierno, permi­tiendo al autor, compositor o artista publicar, vender, conceder licencia o contro­lar de cual­quier otra forma un trabajo científico, literario, musi­cal o artístico. El costo que se asigna a los derechos de autor se compone de los cargos necesarios para esta­blecer los derechos o por el precio pagado, cuando se adquieren mediante compra.

 

Marcas registradas y nombres de fábrica: Al igual que los símbolos, logo­tipos, rótulos y diseños distintivos, los derechos de marca son importantes para las empresas que dependen de que el público demande masiva­mente sus pro­ductos. Por medio de las marcas, un producto particu­lar se distingue de sus competidores. El costo de una marca de fábrica esta constituido por los gastos necesa­rios para registrarla o por el precio de compra, cuando se adquiere a terceros.

 

Franquicias: Es un derecho o privilegio exclusivo que recibe una persona natural o jurídica para realizar al­gunas actividades comerciales o para ex­plo­tar lucrativa­mente ciertos productos o servicios, usualmente en un área geográfica especifica. El costo de una franquicia incluye todas las eroga­ciones pagadas por el derecho, así como honorarios legales y otros gastos incurridos para obtener su explotación. A pesar de que el valor de una franquicia, a la fecha de su adquisi­ción, puede ser sustancialmente mayor que su costo, la cantidad que se registra en los libros debe limitarse a los desembolsos reales. Cuando se compra la fran­quicia a otra empresa, la cantidad pagada se registra como su costo.

 

Plusvalía o Good will: Es la suma de todos los atribu­tos especiales, no identifi­cables de otra manera, que están relacionados con una empresa activa. Incluye par­tidas tales como buen nombre, personal idóneo, reputa­ción de crédito privi­legiada, calidad en productos y servicios y localización favorable, entre otras cosas. Distinto a lo que ocurre con casi todos los acti­vos, la plusvalía no puede transferirse sin transferir toda la empresa, y, de acuerdo con los principios de contabilidad aceptados internacional­mente, se registra en los libros solamente cuando se adquiere por compra o se establece de alguna otra forma,  en una transacción comercial.

 

Know How: Es el conocimiento que hace posible la pro­ducción industrial por medio del empleo de tecnologías o procesos  que puede usar la empresa que lo posee y para que pueda ser usufructuado por terceras personas, se deben pagar derechos o  licencias.

Crédito mercantil: Es el valor adicional pagado en la compra de una empresa, sobre el valor en libros o sobre el valor calculado o convenido de todos los acti­vos ne­tos comprados, por reconocimiento de atributos especia­les tales como el buen nombre, personal idóneo, reputa­ción de cré­dito privilegiado, prestigio por vender mejo­res productos y servicios y localización favorable.

 

También es crédito mercantil el formado por la misma empresa me­dian­te la estimación de las futuras ga­nancias en exceso de lo normal, así como la valorización antici­pada de la potencialidad del negocio.

 

En resumen, los intangibles explicados en éste capítulo se capitalizan por el monto de las erogaciones incurri­das para obtener los derechos corres­pon­dientes o por el precio pagado si se adquieren por compra a un tercero. Los desembolsos por investigación y desarrollo, relacionados con éste tipo de intangibles, deben ser cargados a gastos del ejercicio en el perío­do en que se incurran. La precisión en la contabilización de éste tipo de activos, así como su forma de amortización es muy importante para las tareas de análisis financiero que se estudiarán más adelante.

3.6 ACTIVOS DIFERIDOS

 

Los cargos diferidos son aquellos gastos pagados por anticipado y que no son susceptibles de ser recuperados, por la empresa, en ningún mo­mento. Se deben amortizar durante el período en que se reciben los servicios o se causen los costos o gastos. Tienen, pues, a diferencia de los gastos pagados por anticipado, propiamente dichos, naturaleza de parti­das no monetarias siendo, en conse­cuencia, susceptibles de ser ajustados por infla­ción, inclusive en lo que se refiere a su amortización. En este grupo, se clasifican los siguientes con­ceptos, entre otros :

 

-    Los costos y gastos en que se incurre, durante las etapas de organiza­ción, exploración, construcción, ins­talación, montaje y puesta en mar­cha.

 

-    Los costos y gastos ocasionados en la investiga­ción y desarrollo de estudios y proyectos.

 

-    Las mejoras a propiedades tomadas en arrendamien­to.

 

-    Los útiles y papelería.

 

-    El impuesto de renta diferido, ocasionado por las diferencias temporales entre la utilidad comercial y la renta líquida fiscal, en virtud de la no dedu­cibilidad de algunos gastos contable, tales como provisiones por cartera en exceso de los limites establecidos por la legislación fiscal, protección de inversiones, bienes recibidos en pago, causación del impuesto de industria y comercio y gastos estimados para atender contin­gencias.

 

     Sobre este punto, tal parece que - en la prácti­ca - no debería existir impuesto de renta diferido de naturaleza activa, por cuanto los ejem­plos señalados en el Plan Único de Cuentas, y transcritos aquí literal­men­te, son diferencias de carácter permanente y no temporal pues, de una parte, si un gasto es no deducible en un año, mal podría solicitarse en períodos posteriores como ocurre en los excesos de provi­siones o en los gastos estimados para posibles contingencias.

 

-    Publicidad, propaganda y promoción.

 

-    Contribuciones y afiliaciones, diferentes a sus­cripciones en publica­cio­nes periódicas pues estas últi­mas deberán clasificarse como gastos pagados por antici­pado, es decir, como partidas monetarias no ajustables por inflación.

     La amortización de los cargos diferidos se efectúa de acuerdo a las instrucciones contenidas en el Plan Único de Cuentas:

 

-    Por concepto de organización y preoperativos y programas para com­pu­­tador (software) en un período no mayor a cinco y a tres años, respecti­vamente.

 

-    Por concepto de organización y preoperativos, en función directa con el consumo.

 

-    Las mejoras a propiedades tomadas en arrendamien­to, en el período menor entre la vigencia del respectivo contrato, sin incluir sus prórrogas, y su vida útil pro­bable.

 

-    El impuesto de renta diferido, de naturaleza débi­to por diferencias tem­porales, en el momento mismo que se cumplan los requisitos de ley, según la índole de la deducción o cuando desaparezcan las causas que la originaron.

 

-    Publicidad y propaganda, durante un período de tiempo igual al esta­blecido para el ejercicio contable.

 

-    Contribuciones y afiliaciones, durante el período prepagado pertinente.

 

-        Otros conceptos, durante el tiempo estimado de recuperación de la erogación o de obtención de los bene­ficios esperados.

 

 

 

 

 

  

3.7 OTROS ACTIVOS

 

Comprende aquellos bienes para los cuales no se mantiene una cuenta individual y no es posible clasificarlos den­tro de alguna de las cuentas de activo incor­poradas en el Plan Único de Cuentas.

 

En este grupo se incluyen activos no monetarios —susceptibles de ser ajus­tados por inflación— tales como obras de arte, artesanías y libros ad­quiri­dos con el propósito de fomentar la actividad cultural y de in­vestigación; y activos monetarios como máquinas portea­doras y estam­pillas y bienes entregados en comodato.

 

El desgaste de los bienes entregados en comodato, como conse­cuen­cia de su uso y del paso del tiempo, se debe registrar en una cuenta espe­cial deno­minada “Amor­tización acumulada de bienes entregados en comodato”, de acuerdo a la vida útil asignada al respectivo bien mue­ble o inmueble.

 

Este grupo de cuentas comprende el conjunto de las cuen­tas que registran los bienes de cualquier naturaleza que se posean, con la intención de emplearlos en forma permanente para el desarrollo del giro normal de sus nego­cios o que se posean por el apoyo que prestan en la pro­ducción de bienes y servicios, por definición no desti­nados para la venta en el curso normal de los negocios y cuya vida útil exceda de un año.

2.5 Deudores

Dentro de la partida de deudores se registran los va­lores a favor de la empresa y a cargo de los clientes, ya sean estos nacionales o extranjeros, por concepto de ventas de mercancías, servicios o contratos realizados en desarrollo del objeto social, así como la financia­ción de los mismos. La partida comprende:

CUENTA

DENOMINACIÓN

1305

Clientes

1310

Cuentas corrientes comerciales

1315

Cuentas por cobrar a casa matriz

1320

Cuentas por cobrar a vinculados eco­nómicos

1323

Cuentas por cobrar a directores

1325

Cuentas por cobrar a socios y accionistas

1328

Aportes por cobrar

1330

Anticipos y avances

1332

Cuentas de operación conjunta

1335

Depósitos

1340

Promesas de compraventa

1345

Ingresos por cobrar

1350

Retención sobre contratos

1355

Anticipo de impuestos y contribuciones o saldos a favor

1360

Reclamaciones

1365

Cuentas por cobrar a trabajadores

1370

Préstamos a particulares

1380

Deudores varios

1385

Derechos de recompra de cartera nego­ciada

1390

Deudas de difícil cobro

1399

Provisiones

 

Hay vinculación económica cuando existan intereses econó­micos, finan­cieros o admi­nistrativos, comunes o recí­procos, así como cualquier situa­ción de control o depen­dencia.

A las cuentas de deudores se les deberá restar la provisión efectuada para cubrir eventuales pérdidas de créditos, como resultado de cuida­dosos análi­sis efectua­dos a cada una de las cuentas que conforman el grupo de cuentas por cobrar.

2.6 Inventarios

Inventarios son bienes tangibles que se tienen para la venta en el curso ordinario del negocio o para ser con­sumidos en la pro­ducción de bienes o servicios para su posterior comercializa­ción. Los inventarios comprenden, además de las materias primas, productos en proceso y productos termi­nados o mercancías para la venta, los materiales, repuestos y accesorios para ser consumidos en la pro­ducción de bienes fabricados para la venta o en la prestación de servicios; empaques y envases y los inventarios en tránsito.

El valor de los inventarios, el cual incluye todas las erogaciones y los cargos directos e indirectos nece­sarios para ponerlos en condiciones de utiliza­ción o venta, pueden calcularse utilizando el método PEPS (pri­meras en entrar, primeras en salir), UEPS (últimas en entrar, últimas en salir), el de identificación especí­fica o el promedio ponderado. Así mismo, se podrán em­plear sistemas de inventario permanente o periódico, con las restricciones que, en éste último caso, se encuen­tran en la legislación fiscal del país y, puesto que los inventarios son partidas no monetarias del balance, de­ben ser ajustadas por inflación de tal manera que el inventario final y el costo de ventas reflejen adecuada­mente los ajustes por inflación correspondientes.

Por ser los inventarios una parte importante de los activos de muchas empresas, su valuación y presenta­ción tiene un efecto significativo para deter­minar e informar la posición financiera y los resultados opera­tivos de la compañía. Existen, para tal propósito, dos sistemas de valuación de inventarios: a) sistema perma­nente o perpetuo y b) sistema periódico o juego de in­ventarios.

1. SISTEMA PERMANENTE O PERPETUO

Con este sistema se logra que los inventarios se manten­gan siempre al día, pero requiere llevar un juego completo de kárdex para el registro de entradas, salidas y saldos de inventarios. Aunque, bajo éste pará­metro, no se necesitaría practicar inventarios físi­cos, normalmente ellos se realizan para verificar y con­ciliar los saldos contenidos en las tarjetas de kárdex.

El ajuste por inflación de los inventarios lleva­dos por el sistema per­petuo o permanente se aplica a los saldos iniciales de cada mes, si se emplea el método mensual de ajustes y al inventario inicial del año y a las compras si se utiliza el método anual. Parte de es­tos ajustes se traslada al costo de ventas, en la medida en que dichos inventarios se consuman o se vendan, te­niendo en cuenta los procedimientos explicados en el capítulo tercero.

2. SISTEMA PERIÓDICO O JUEGO DE INVENTARIOS

A diferencia del sistema permanente, para poder valuar los inventarios lle­va­­dos por el sistema periódico se debe realizar un conteo físico y valorizar su resultado, por uno cualquiera de los modelos explicados más adelan­te. Por éste método, también conocido como juego de in­ventarios, el costo de ventas se determina como el cam­bio neto entre el inventario inicial y el final.

Para dar aplicación al sistema integral de ajustes por inflación, por este método, es indiferente emplear el método anual o mensual por cuanto, de todas maneras, se tendrá que ajustar tanto los inventarios iniciales como las compras produciendo resultados iguales de una u otra parte, contrario a lo que ocurre con el sistema perma­nente, en el cuál bajo el método mensual no se ajustan las compras.

Este sistema de inventario sólo puede ser utiliza­da por aquellas empre­sas que, por ley, no estén obliga­das a tener revisor fiscal; es decir sólo para pequeñas y me­dianas empresas.

Al cierre del período, deben reconocerse —a tra­vés de una provisión— las contingencias de pérdida del valor reexpresado de los inventarios, para que ellos queden ajustados a su valor neto de realización.

About these ads

6 comentarios »

  1. eacucv.wordpress.com – now in my rss reader)))
    ————————
    sponsored link: http://dewat.ru/

    Comentario por unioroTugzucf — febrero 15, 2009 @ 3:19 pm

  2. Hello, I can’t understand how to add your blog ( eacucv.wordpress.com ) in my rss reader
    ————————
    ad: http://josephouzo.lised.ru/

    Comentario por appoisknose — febrero 15, 2009 @ 9:09 pm

  3. eacucv.wordpress.com – cooooolest domain name)))
    ————————
    internet signature: http://valmi0w.lised.ru/

    Comentario por sottedydayTor — febrero 16, 2009 @ 9:55 am

  4. Hello, I can’t understand how to add your blog ( eacucv.wordpress.com ) in my rss reader
    ————————
    signature: http://sudeg.ru/

    Comentario por Orettebrany — febrero 16, 2009 @ 6:54 pm

  5. eacucv.wordpress.com – cool sitename man)))
    ————————
    ad: http://lolej.ru/

    Comentario por lierbigDriema — febrero 16, 2009 @ 9:40 pm

  6. eacucv.wordpress.com – cool sitename man)))
    ————————
    my blog: http://potet.ru/

    Comentario por Cilinailfelve — febrero 17, 2009 @ 1:59 pm


RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El tema Silver is the New Black. Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: